Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Puedes hacerte una constelación por cualquier motivo, problema o dificultad. Tanto la individual como la grupal hacen la misma función, lo único que varia es que con el grupo utilizamos personas para representar aquello que queremos ver y cuando lo hacemos individual utilizamos objetos. Es una terapia vivencial que cuando eres tú el interesado (el que quiere hacer la constelación para ver algo) eliges los personajes (u objetos) y a partir de allí vas viendo, como si se tratara de un teatro de donde viene la desarmonía, que patrón estas siguiendo familiar, que necesita tu árbol genealógico para volver al orden y que todo fluya. En el caso del grupo como participante puedes sentir emociones que te son desconocidas y cambiar tu percepción sobre algunas creencias que tienes sobre comportamientos de otras personas.

La Ermitaña ©  Copyrigth

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies